2006 No hay productos en esta categoría.

COSECHA 2006 Valoración oficial de la añada: "MUY BUENA". Volumen de vino calificado: 277,50 millones de litros. -... Más

COSECHA 2006 Valoración oficial de la añada: "MUY BUENA". Volumen de vino calificado: 277,50 millones de litros. - Vino tinto: 251,36 millones de litros. - Vino blanco: 14,54 millones de litros. - Vino rosado:11,60 millones de litros. El Consejo Regulador de la D.O. Ca. Rioja decidió otorgar la valoración de "Muy Buena" a la añada 2006, valoración que se deduce de aplicar los nuevos requisitos aprobados para la calificación de las cosechas, más exigentes que los existentes hasta la fecha, a los resultados del proceso de calificación que deben superar todos los vinos elaborados para obtener el derecho a la Denominación de Origen Calificada Rioja. Un éxito atribuible tanto a la buena climatología que acompañó durante la mayor parte del ciclo vegetativo, como a la gran profesionalidad de los viticultores y de los enólogos riojanos. Los 421 millones de kilogramos de uva que se vendimiaron en 2006, procedentes de las 60.389 hectáreas amparadas por la D.O., cumplieron las previsiones que había realizado el Consejo de una cosecha más moderada que el año anterior. Para ello fue necesaria la actuación responsable de los viticultores a la hora de asumir la contención de rendimientos (6.500 kg. por hectárea para las variedades tintas y 9.000 kg. para las variedades blancas, que son rendimientos muy inferiores a los autorizados en la mayoría de denominaciones de Origen) con el objetivo de optimizar la calidad de la uva y mantener un desarrollo equilibrado de la Denominación. Los viticultores aplicaron las técnicas de cultivo más idóneas para la calidad, desde el aclareo de racimos en la época de envero, a la vendimia selectiva que este año exigía la evolución de la maduración en su tramo final. Tras un ciclo vegetativo en que el agua acumulada del invierno en el subsuelo facilitó la buena vegetación de la vid en primavera, contrarrestando las altas temperaturas y la sequía del verano, la situación general del viñedo en fechas previas a la vendimia era buena, tanto desde el punto de vista vegetativo como sanitario. La vendimia se desarrolló entre el día 1 de septiembre y el 27 de octubre de forma escalonada y selectiva, en función de las condiciones que iba presentando la evolución de la maduración de cada viñedo, consiguiéndose que la mayor parte de la uva entrara en bodega en su punto óptimo de madurez, con grado alcohólico adecuado y mucho color. Evolución del ciclo vegetativo La parada vegetativa de esta campaña se caracterizó por precipitaciones moderadas en toda la Denominación, continuando la misma tónica en los meses próximos a la brotación y durante la misma. La brotación en general fue buena y en fechas habituales. Los Servicios Técnicos constatan, en general, un porcentaje de brotación del 100% de las yemas francas. Asimismo la fertilidad también es alta con valores entre 1 y 1,1 en la variedad Viura, de 1,1 y 1,6 en el Tempranillo, Graciano y Mazuelo y de 1,4 a 1,9 en la Garnacha. El viñedo a mediados de junio se encuentra con el cuajado completado en toda la Denominación, manteniendo una semana de adelanto con el ciclo anterior. En general, buen cuajado, con mayor irregularidad en la garnacha, donde se ve corrimiento del racimo y presencia de millerandage. Respecto a las necesidades de agua, las precipitaciones y su buena distribución a lo largo del ciclo fenológico son suficientes para cubrir el período brotación-cuajado. Las precipitaciones en forma de granizo afectaron de manera desigual a varias localidades de Rioja Alta y Rioja Baja. A finales de julio el viñedo presentaba buen estado vegetativo y sanitario y adelanto del ciclo. Las precipitaciones fueron superiores a las de la campaña anterior y abundantes en gran parte de la Denominación, lo que propició el desarrollo de abundante masa vegetal. La reserva de agua en esta campaña es superior al año anterior y, por tanto, el riesgo de enfermedades por hongos mayor, por lo que se constatan algunos focos de mildiu en hojas y racimos (incluso secos) e de forma más aislada focos de oidio, araña y polilla. Es necesario un gran esfuerzo de los viticultores en tratamientos para solucionar estos efectos negativos de la climatología. En agosto el tiempo transcurre más seco, con apenas tormentas, y las temperaturas se suavizan con valores nocturnos especialmente bajos. La evolución del viñedo se ralentiza y el adelanto que se preveía queda minimizado. El viñedo a finales de agosto se encuentra con buen estado vegetativo y sanitario en general y suficientes reservas de agua. El tiempo es seco y soleado, con temperaturas moderadas de día y bajas de noche, ideal para culminar con éxito el proceso de maduración de la uva. Comienza la vendimia en la localidad de Alfaro el día 1 de septiembre con la variedad tempranillo y en los días siguientes se inicia en Aldeanueva de Ebro y Azagra, extendiéndose poco a poco a toda la zona oriental, cortando primeramente la variedad viura y viñedos de uvas tintas con bayas pasificadas. Durante los primeros días de septiembre, la evolución de la maduración puede calificarse como correcta y ajustada en el tiempo a la media normal en la Denominación, sin embargo las temperaturas elevadas paralizan dicha evolución, sobre todo de los parámetros del color, sucediéndose a partir de entonces de forma irregular, por lo que resulta imprescindible hacer vendimia selectiva. Sin pausa se continúa la vendimia de uva tinta en los viñedos con producción moderada y a mediados de mes se inicia la vendimia de blanco en la zona centro de la Denominación. Se constata una evolución normal de la maduración glucométrica y algo más retrasada la fenólica, destacando también la diferencia de evolución en función de la carga de la cepa. Durante la última decena de septiembre se inicia la vendimia de las variedades tintas en Rioja Alta y Alavesa, generalizándose a primeros de octubre la vendimia en toda la denominación. El tiempo acompaña una semana más y entra la uva en buenas condiciones sanitarias. Con el 90% vendimiado para mediados de mes, se entra en la fase final nuevamente con tiempo inestable y lluvias intermitentes, hasta que finaliza la vendimia el 27 de octubre.

There are no products in this category.