1998 No hay productos en esta categoría.

COSECHA 1998 Valoración oficial de la añada: "MUY BUENA". Volumen de vino calificado: 273.560.471 litros. - Vino... Más

COSECHA 1998 Valoración oficial de la añada: "MUY BUENA". Volumen de vino calificado: 273.560.471 litros. - Vino tinto: 227,98 millones de litros. - Vino blanco: 19,68 millones de litros. - Vino rosado: 25,60 millones de litros. Ciclo vegetativo. A lo largo del ciclo vegetativo de la cosecha 98 la lluvia fue inferior al año anterior, con una distribución regular, mientras que las temperaturas medias fueron superiores a la media de los cuatro últimos años. La brotación fue buena en general, con algo de retraso, y la floración empieza hacia el 25 de mayo, finalizando con un buen cuajado sobre el 20 de junio, gracias a las condiciones meteorológicas tan favorables, con precipitaciones y temperaturas suaves. El número de racimos fue alto en la variedad garnacha, que tuvo escaso corrimiento, y algo inferior en viura y tempranillo, siendo destacable el gran tamaño de los racimos de tempranillo, el retraso de la variedad viura con algo de "millerandage" y el gran vigor de los viñedos. El viento hizo algún daño en este período del mes de junio, debido al gran desarrollo de los pámpanos. El envero se inició sobre el 20 de julio, pero hacia el 10 de agosto entra viento del Sur y las altas temperaturas ralentizan el envero, aunque la evolución se puede considerar uniforme y correcta. En general, el ciclo vegetativo de la cosecha '98 se desarolló en inmejorables condiciones climatológicas para el viñedo, lo que permitía prever una excepcional cosecha en cantidad y calidad a finales de agosto. Estas optimistas previsiones se vieron inicialmente comprometidas, pues la vendimia comenzó el 15 de septiembre condicionada por la lluvia y bajas temperaturas, que ralentizaron el proceso de maduración. Sin embargo, a partir del 12 de octubre se generaliza la vendimia en toda la D. O. Rioja con unas magníficas condiciones meteorológicas, que permiten su prolongación hasta el día 3 de noviembre. De este modo, con una vendimia escalonada y tardía, las uvas consiguieron alcanzar los niveles óptimos de maduración y, gracias a las frescas temperaturas de la noche, las fermentaciones se realizan con lentitud, lo que permite un mayor número de remontados y mayor extracción de color en tintos. En conjunto, las uvas se vendimiaron sanas, con graduaciones alcohólicas e intensidad de color moderadas en la primera fase (adecuadas para la elaboración de vinos jóvenes) y una segunda fase de la vendimia, superior al 70% del total, con graduaciones superiores, buena intensidad de color y valores altos de polifenoles. Es decir, los parámetros de calidad necesarios para obtener, por un lado, vinos jóvenes de magnífico paladar, así como vinos bien equilibrados, con adecuada graduación alcohólica, buena intensidad de color y aptitud para el envejecimiento, dignos sucesores de las excelentes cosechas 94, 95, y 96. La producción alcanzó su máximo histórico, con 386,7 millones de Kgs. de uva.

There are no products in this category.