Enoturismo, Si has visto durante alguna visita a bodega o al viñedo como lloran las vides, tal vez te hayas preguntado “¡Las vides están llorando!, ¿será de pena?,  ¿de alegría?, ¿porqué llorarán las vides?”

Enoturismo Lloro de la Vid Vino Bodega Rioja

Son más bien lágrimas de ojos somnolientos al despertar tras un letargo invernal, lágrimas de la savia bruta, que fluye desde las raíces por capilaridad, al ritmo del mismo latido que provoca las mareas y que encuentra como primera salida los cortes de la última poda, para más adelante hinchar las yemas de invierno, de las que brotarán las hojas, sarmientos, zarcillos, flores y racimos que traerán la nueva cosecha y con ella un nuevo vino.

visitar bodega, enoturismo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *